Ejercicios que estiran y fortalecen los músculos del abdomen y la columna vertebral

De corsés estamos hablando… La escoliosis y sus formas de tratamiento en ortopedia (Parte II )

http://fisiortopedia.wordpress.com/2014/01/13/de-corses-estamos-hablando-la-escoliosis-y-sus-formas-de-tratamiento-en-ortopedia-parte-ii/

De corsés estamos hablando… La escoliosis y sus formas de tratamiento en ortopedia (Parte II )

This entry was posted on January 13, 2014, in Uncategorized . Bookmark thepermalink . 5 Comments
A lo que íbamos… los corsés. Un mundo dentro del universo escoliótico.(bonito, eh…?)
Un corsé es una órtesis (véase post anterior para no utilizar nombres absurdos) fabricada en diferentes materiales, que pueden ir desde los metálicos hasta los cueros, aunque lo más frecuente es utilizar polímeros conformables a altas temperatura (Después hablamos de eso).
Cada corsé tiene unas características propias y unas indicaciones, aunque eso no significa que cada modelo tenga un diseño exclusivo. Me explico. Dentro de cada modelo, hay diferentes diseños para diferentes tipos de curva. Evidentemente, un Málaga (ahora veremos lo que es) que trata de corregir una curva dorsal derecha, lumbar izquierda, tendrá una apariencia similar a un Málaga que trate de corregir una curva a la inversa, pero las placas por dentro, estarán colocadas de diferente forma y el corsé se adaptará a las características individuales de cada paciente. No olvidemos que estamos hablando de órtesis que se fabrican a medida.
¿y cómo lo hacemos?… pues cada maestrillo tiene su librillo, pero en la mayoría de los establecimientos sanitarios (Sí, sí, nosotros también formamos parte del equipo multidisciplinar aunque no lo ponga en ningún sitio!) de ortopedia, seguimos unas líneas generales.
Llega el paciente, lo saludamos (a veces amablemente), lo exploramos (plomada, adams, reductibilidad de la curva…) y miramos las pruebas complementarias que traiga (Señores facultativos, si alguno de ustedes me lee, aprovecho desde aquí para decirles que generalmente, no es suficiente con que nos digan cuál es el segmento escoliótico y cuál es la vértebra ápice. Necesitamos ver las radiografías que tengan, pues nosotros corregimos los moldes en función no sólo de la posición y los grados de la curva, también tenemos que ver si las crestas ilíacas están frontales o hay alguna un poco más sagital, observamos si hay mucha o poca rotación vertebral, cómo se encuentra L5 en relación a S1 y L4 en relación a L5, en fin, que sería más fácil para nosotros que todos los pacientes trajeran sus pruebas complementarias para poder hacer mejor nuestro trabajo.)
Después de todo este rollo, continuamos.
Una vez explorado el paciente y analizadas las pruebas complementarias, lo colocamos en ropa interior, cubierto con un tubular de algodón y a veces de pie, a veces tumbado, a veces sentado (dependiendo del tipo de corsé que vayamos a hacer) marcamos sobre el tubular las estructuras anatómicas que NO PODEMOS PRESIONAR CON EL CORSÉ (estos son, rebordes óseos, glándulas, estructuras nerviosas/vasculares…) y aquellas otras que nos sirven de referencia a la hora de trabajar sobre el positivo.
Una vez hecho esto, tomamos un molde con vendas de yeso, que después cortaremos (previamente habremos hecho unas marcas en el molde para poder cerrarlo después en la misma posición y a este molde le llamamos negativo) y rellenaremos de escayola. Después de ésto lo “pelamos” esto es, quitamos las vendas de yeso del molde ya fraguado y nos quedamos con lo que nosotros llamamos el positivo. Os pongo algunas fotitos porque leer sin dibujos no tiene tanta gracia…
Una vez tenemos el molde lo “limpiamos” y corregimos el positivo en función de lo que queramos hacer con él después (a este proceso se le llama Rectificado de positivo y evidentemente, no es lo mismo rectificar un Swam que un Chêneau…)
os dejo unas fotillos de un proceso de rectificado. Que quede claro que estas fotos no son de un co

Image

Image

Image

Una vez hecho esto, calentamos un plástico (que puede ser de Alta o baja densidad, los más utilizados son polietilenos y polipropilenos) en el horno, y lo adaptamos a este positivo (a veces utilizamos un sistema de vacío para hacerlo y otras veces no es necesario). Una vez hecho esto, dibujamos sobre el plástico el diseño del corsé, lo recortamos y lo probamos sobre el paciente para poder terminarlo si todo ha ido bien durante la prueba.
Para enseñaros esto, tengo preparados dos vídeos apasionantes, uno de la adaptación de un termoplástico mediante un sistema de vacío y otro de cómo se hace la terminación de un corsé, la cuestión es que no sé que pasa que los he hecho en el iMovie del iPad y ahora no puedo pasarlos a un formato compatible con PC para que podáis verlo… ¿alguien me ayuda? si me decís cómo puedo cambiar el formato yo prometo colgar los vídeos… (si, si, lo sé… eso me pasa por culpa de tanta manzanita)
Ok. Ya os he explicado cómo hacemos los corsés… la cuestión está ahora en explicaros qué corsés hacemos, no? pues vamos al lío. A continuación os cuento cómo son cada uno de los corsés que fabricamos en ortopedia técnica, pero como no quiero aburriros, os pondré un resumen de los más famosos (algunos mucho más utilizados que otros) y si alguien quiere saber más sobre algún modelo concreto que yo haya explicado (o no) que me lo diga y a ver qué puedo hacer. Ok? Venga vamos!
Corsé de Kallabis
•Consta de 3 placas, unidas por unos tirantes con capacidad para contrarrestar la convexidad de la curva y su mecanismo es un sistema simple de 3 puntos.
•Provoca una hipercorrección.
•Para escoliosis infantil (del lactante)

Image

Corsé de Málaga
•Se utiliza para escoliosis de 3, 4 curvas.
•Corrige curvas hasta D5, no superiores.
•No es válido para las cifoescoliosis
•Cierre posterior mediante herrajes (Chapas en T)
•Ventana pectoral
•Placas interiores colocadas perpendicularmente sobre los ápices. No es desrotador, es decir, sólo corrige la desviación angular y “obliga” al paciente a realizar una autoelongación axial.
•Asimétrico interiormente (por las placas) y simétrico por fuera.

Image

Corsé de Boston
•Es un corsé monovalbo, simétrico, que en los últimos años suele colocarse prefabricado. Existe versión larga (para curvas altas) y corta (para curvas bajas)
•Corrige curvas hasta T5.
•Se utiliza también como inmovilizador post-quirúrgico.
•No es la mejor opción para escoliosis del adolescente, pero sí es muy buena opción en escoliosis dolorosas del adulto por ser relativamente confortable (esto es una opinión personal, basada en mi experiencia propia)
•Placas interiores (que lo hacen asimétrico).
Corsé de Milwaukee
•Se utiliza para 3, 4 curvas.
•Indicado únicamente en casos de curvas muy altas (cervicales) con vértice por encima de T5.
• Consta de una cesta pélvica y una (o más) placas. Lleva un aro occipitomentoniano para asegurar la elongación de toda la columna vertebral.
•Es un corsé que tiende al desuso (afortunadamente) por resultar muy agresivo y traumático. (poca adaptación psicológica del adolescente, ya que es muy antiestético e imposible de disimular con la ropa). Cuando hablo de estar en desuso, hablo de que cada vez se prescribe con menos frecuencia. En cualquier caso, lo cierto es que no hay otro corsé que tenga capacidad para corregir curvas muy altas.
Image
Corsé de Stagnara Lyones
•corsé modular fabricado en un material aún más rígido que el resto de corsés.Antes se utilizaba un plástico muy rígido de color rojizo, pero fue retirado del mercado por demostrar ser cancerígeno (no para el usuario del corsé, sino durante el proceso de fabricación del plástico en sí). Actualmente utilizamos Duroplex (nombre comercial)
•compuesto por dos vástagos anterior y posterior y 5 placas laterales unidas a los vástagos para corregir escoliosis dorsolumbares.
•Válido para escoliosis de 3, 4 curvas

Image

Corsé de Michel
•corsé modular, fabricado en el mismo material que el anterior. Hay dos versiones, Michel, con 3 placas (ver fotos) y Michel – ITO, (modificación creada por Instituto técnico ortopédico, en Barcelona, que tiene 4 placas.)
•indicado en curvas bajas
•Corrige hasta VT8
•Válido para escoliosis de 2, 3 curvas

Image

Corsé de Chêneau
•corsé monovalbo para la corrección de 3, 4 curvas.
•Es, en teoría, el único corsé de corrección tridimensional. Consta de 43 puntos (zonas) que pueden ser de presión, expansión o ventanas. El rectificado es sumamente complejo precisamente por eso.
•Es un corsé con bastante trayectoria, que no se ha prescrito por falta de formación tanto de los prescriptores como de las ortopedias. Está en auge.
•Diseños dispares bajo el mismo nombre. Efectivamente existen varios diseños diferentes para este modelo, pero actualmente encontraréis cientos de diseños que se hacen llamar Chêneau y nada tienen que ver con lo que dicen ser. Existe un libro, escrito por el Dr. Chêneau y editado por EMO , en el que se explica con detalle en qué consiste el corsé, cuáles son los diseños y cómo se rectifica el positivo. Es un libro excelente (casi imprescindible) para cualquiera que quiera conocer en profundidad la órtesis, pero también es verdad que es muy muy muy denso (yo he tardado 3 años en leerlo junto con mi señor padre, que es un señor que sabe mucho…)
•Varias modificaciones desde su nacimiento. El Dr. Rigó, de la BSPTS tiene su propia versión modificada del Chêneau original.

Image

Corsé de Providence
•Nocturno monovalbo
•Lateralizador. Hipercorrector.
•Existe otro modelo, conocido como Charleston que está en desuso por haber sido sustituido por el Providence.
•Puede usarse en 2, 3 ó 4 curvas.
•Se usa 8/9 horas durante la noche y durante el día se hace vida normal, lo que hace que la adaptación del paciente sea muy buena y se disminuye los efectos adversos del uso prolongado (atrofias, problemas en la piel, etc.)
•En auge
•Toma de medidas muy especial (sobre tabla)
Image  

Image

•corsé monovalbo
•indicado en curvas bajas (lumbares).
•Corrige hasta VT8.
•Muy fácil adaptación por parte de los pacientes. Se disimula muy bien bajo la ropa.

Image

En cuanto a modelos de corsés, creo que no merece la pena señalar más, si alguien quiere info sobre algún otro, no tiene más que pedirlo.
Lo que sí quiero explicaros es un detallito sobre nomenclatura que no se me puede pasar. Todos estos corsés que hemos visto tienen nombre propio, normalmente de la persona que lo diseñó o el sitio donde fue diseñado. La cuestión es que también tienen nombres genéricos, me explico.
Hace unos años, la sociedad de cirugía ortopédica y traumatología, junto con la sociedad internacional de ortesistas y protesistas se dieron cuenta de que en diferentes partes del mundo utilizamos nombres diferentes para una misma órtesis (si si, por muy raro que os parezca, en Dakota del norte no le llaman Málaga al corsé de Málaga!!!!) entonces decidieron crear una nomenclatura internacional para llamar a las órtesis, lo que pasa es que hay tantas tantas tantas órtesis en el mercado que no podían cambiarles el nombre a todas y llegaron a una solución que a mí personalmente me parece bastante buena, porque aunque no te dice exactamente de qué órtesis se trata, sí te dice dónde está situada en el cuerpo y eso te da una idea del tipo de dispositivo que estamos hablando.
Me explico un poco mejor:
Estos señores cogieron la primera letra de las articulaciones que abarca la órtesis y le añadieron una O al final, creando un nombre, es decir.
CTLSO –> Cervical, torácica, lumbar, sacra, Orthosis. (órtesis que abarca los segmentos cervical, torácico, lumbar y sacro)
TLSO –> Toracolumbarsaca orthosis.
LSO –> adivina qué significa!
y así para cualquier órtesis de cualquier parte del cuerpo!!!!!!! (que gente más lista!)
os pongo una diapo que tengo de clase para que tengáis las tablas de siglas (no os pongo la traducción, porque entiendo que todo el mundo sabe las partes del cuerpo en inglés, no?)

clase presencial prescripcion y uso op REQUETEDEFINITIVA

en fin gente, después de este rollazo, espero que aún quede alguien despierto.Gracias a todos esos!

La escoliosis y sus formas de tratamiento en ortopedia (Parte I )

http://fisiortopedia.wordpress.com/2014/01/08/la-escoliosis-y-sus-formas-de-tratamiento-en-ortopedia-parte-i/

La escoliosis y sus formas de tratamiento en ortopedia (Parte I )

Hola a todos, hoy es el día en el que me siento a hablaros de cómo se tratan las escoliosis en ortopedia técnica, pero me ha costado (y mucho) porque los criterios varían según el país, según la provincia, según el hospital, según el servicio e incluso según el médico… en cualquier caso, voy a intentar afinar al máximo para que al menos, os hagáis una idea de cómo funciona la película.
Vamos a empezar por el principio, la escoliosis. Del griego Skoliosis, tortuosidad.
La escoliosis es una deformidad tridimensional del raquis (esto es, en los tres planos del espacio, frontal, sagital y transversal) es decir, una deformidad en la que se combinan cifosis/lordosis, curvaturas en el plano frontal y rotación de las vértebras. De hecho, la rotación vertebral es inter-vertebral (entre cada una de las vértebras) e intra-vertebral (dentro de la propia vértebra, ya que la cara superior del cuerpo vertebral no es paralela a la cara inferior del cuerpo vertebral).
No quiero entrar a definir mucho más la escoliosis porque el post se alargaría demasiado, pero cabe mencionar que existen varias formas de clasificar la escoliosis (en función de la causa, de la edad de aparición, del tipo de curva…) aunque la más usual es la que diferencia las escoliosis por su edad de aparición y entre éstas, la que más vemos en ortopedia es lo que conocemos como escoliosis idiopática del adolescente (EIA).
Esta forma de escoliosis es de etiología (causa) desconocida, si bien es verdad que existen varias teorías que tratan de explicarla (sobrecrecimiento de la columna anterior, defectos en el procesamiento del SNC que afecta al crecimiento de la columna…), en cualquier caso, lo cierto es que hasta la fecha, ninguna de esas teorías ha conseguido explicar las siguientes cuestiones:
* predilección por el sexo femenino
* incidencia familiar (se descubrió el gen CHD7, que explicaría la herencia, pero seguimos sin entender por qué la variedad de patrones en la misma familia)
* Mayor incidencia en curvas de tipo dorsal derecha / lumbar izquierda
* deformidad rotatoria tridimensional
* exclusividad en humanos en la forma 3D. (Hace años, se pensaba que el problema estaba en que el ser humano era bípedo y ahí estaba la clave, así que hubo una época en la que los pacientes iban a fisioterapia en decúbito y así se pasaban horas!!!! de todas formas y afortunadamente, se rechazó la teoría de la cuadrupedia como tratamiento)
Así que lo que pretendemos de los estudios que vayan surgiendo, es que sean capaces de explicar no sólo la causa última de la deformidad, sino todas estas cuestiones que aún están por resolver.
Según la Scoliosis Research Society (SRS), la escoliosis puede clasificarse topográficamente de la siguiente forma:
•Curvatura cervicotorácica: Ápex C7 – T1
•Curvatura torácica: Ápex T2 – T11
•Curvatura toracolumbar: Ápex T12 – L1
•Curvatura lumbar: Ápex L5 – S1
•Curvatura lumbosacra: Ápex L5 – S1
Ufff… esto se está alargando una barbaridad y aún no hemos dicho lo que es un corsé!!!! en fin, seguimos!  
para estudiar en profundidad una curva, necesitamos un sistema de coordenadas que nos permita movernos a través de ésta y algunas herramientas que nos permitan objetivar lo que vamos encontrando, para esto, utilizamos el sistema de coordenadas global, el sistema de coordenadas espinal y algunas fórmulas que nos permiten medir ángulos en el plano frontal y rotaciones en el plano transversal. Vamos por partes.
* El sistema de coordenadas global es una línea (imaginaria, claro) que se traza desde el centro de la plataforma de S1 y sube perpendicular a ésta como Buzz lightyear, hasta el infinito y más allá (un saludo a Wattie, que es un tío muy grande, otro a  @fisiotri, que es un tío mucho mas grande literalmente, y otro a todos los McKZerapistas del universo)
* El sistema de coordenadas espinal es una línea (seguimos imaginando) que se traza desde el mismo sitio y termina en el centro de la plataforma superior de T1.
Sabiendo esto, cuando existe una escoliosis, si trazamos estas dos lineas sobre una radiografía, y medimos la distancia entre ellas,  podemos decir que la vértebra V (aquí colocamos el nombre de la vértebra ápice de la curva que estamos estudiando) se encuentra a X mm izquierda o derecha del centro de coordenadas global.
vamos bien?, si? pues seguimos! (si has respondido que no, déjame un comentario o envíame un correo y hablamos del tema)
otro sistema que tenemos para obtener mediciones objetivas (lo del ojímetro es importante, pero queda feo escribirlo en los informes) es utilizar el ángulo cobb.Éste mide el valor angular de una curva concreta, a través de trazar una línea paralela en la cara superior la vértebra límite superior de una curva y otra de las mismas características sobre la cara inferior de la vértebra límite inferior de la misma curva. Si continuamos esas líneas hasta que se crucen, obtenemos un ángulo que podemos medir (bendito goniómetro) y conoceremos la magnitud de la curva. Esto lo expresamos de la siguiente forma: curva Dorsal derecha de 22º Cobb y lumbar izquierda de 18º Cobb. Cabe decir que lo normal es que para que se crucen las líneas, tendríamos que salirnos de la radiografía, así que es habitual trazar las paralelas y medir sobre éstas.
cobb angulo
por otro lado, tenemos el torsiómetro de Perdriolle, que es una regla transparente que nos sirve para medir los grados de rotación vertebral (previo adiestramiento, os dejo un enlace en el que se explica cómo usarlo).
por último tenemos la escala de Risser, que mide el grado de maduración ósea y se divide en 6 estadíos (el 0 también se cuenta, así que encontrareis Risser de 0 a 5), se mide en las crestas ilíacas de la siguiente forma . Es habitual que en las radiografías, sobre las crestas ilíacas el radiólogo/rehabilitador/trauma/pediatra o quien sea que haya hecho las mediciones, haya marcado unos signos positivos (+++) sobre las crestas. El número de + marca el grado de Risser.
De todas formas, y pese a la importancia que tiene objetivar hallazgos y poder demostrarlos, no podemos olvidarnos del paciente, que es el que tenemos delante y al que hay que tratar (ya sea desde la fisioterapia, la ortopedia técnica o la cirugía), así que antes de medir todas estas cosas, vamos a mirarlo bien:
* Test de Adams –> coloca al paciente en bipe, pídele que junte las palmas de las manos (veréis lo divertido que es dar esta orden, la gente coloca las manos de unas maneras de lo más insospechadas) y se incline hacia delante. Si hay rotación vertebral a nivel torácico, veréis que aparece una giba (prominencia) en un hemicuerpo. Una vez tengamos al paciente en esta postura, podemos medir con un escoliómetro o con algunas aplicaciones para iPhone/iPad (scoliogauge es la que yo uso, pero hay un montón) y supongo que algunas otras para dispositivos Android (no tengo el placer, yo soy mucho de manzanitas).
* Test de la plomada –> localiza C7 (no la confundas con C6) y lanza la plomada desde ahí (no la lances literalmente, sólo agarra el extremo superior de la cuerda y deja que caiga el resto de la plomada por efecto de la gravedad) y observa cómo se situan los bloques torácico, lumbar y sacro respecto a la plomada.
* Mira si las curvas que has encontrado son fácilmente reductibles (o no)
* Observa si el paciente (adolescente) tiene vello corporal en chicos, y el crecimiento de las mamas en chicas, estos datos te harán deducir por dónde andan en cuanto a su maduración sexual y cuánto desarrollo tienen por delante.( esto también puede medirse mediante la escala de Tanner, pero generalmente, no llegamos a tanto).
ok. Seguimos, por dónde vamos? ah sí!  la escala de Tanner me ha hecho pensar en la progresión de la escoliosis. Vamos allá!.  Hasta ahora, lo que sabemos es que los factores que hacen que las curvas aparezcan, no son los mismos que hacen que las curvas progresen, para “adivinar” la progresión de las curvas, usamos una tabla de referencia que se conoce como el factor de progresión de Lonstein. Éste valor se saca de multiplicar el valor angular por el Risser y dividirlo por la edad del paciente. El resultado se mira en la tabla de referencia y obtenemos el riesgo de progresión de la curva. De todas formas, Perdriolle también hizo una clasificación de formas clínicas según la edad de aparición y  se expresa la progresión de la siguiente forma. Os paso unas imagenes en las que he hecho un resumen, por si alguien quiere adentrar mas: 
Diapositiva1
Diapositiva2
Diapositiva3
Después de todo este rollazo, es cuando empieza la parte interesante, que es de lo que yo se, los corsés!
Un corsé es una órtesis (no una prótesis, ni una férula, ni una cédula, ni una célula… como dice Lopera: ¡Tomen buena nota!) que sirve para tratar y/o frenar la evolución de la escoliosis.

los corsés pueden dividirse en dos grandes grupos, SIMÉTRICOS Y ASIMÉTRICOS.
A %d blogueros les gusta esto: