Ago 03

Dolor dorsal

http://digaleadiosaldolor.blogspot.mx/2014/08/dolor-dorsal.html?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed:+ElBienestarDgaleAdisAlDolor+(El+Bienestar,+D%C3%ADgale+adi%C3%B3s+al+Dolor)

Dolor dorsal

El dolor de espalda, también conocido como Dorsalgia se localiza en la región dorsal de la columna vertebral,  aunque tiene muchas causas las más frecuentes son los malos hábitos posturales y los esfuerzos.

La columna vertebral está constituida por cuatro regiones o segmentos: a nivel del cuello se encuentra la columna cervical, luego la parte alta de la espalda corresponde a la columna dorsal, le sigue la columna lumbar y finalmente la región sacra.
La columna cervical y lumbar tienen la característica de que su forma es curva con concavidad hacia la parte posterior y son además regiones que poseen movilidad, a diferencia de ellas la región dorsal tiene una curva invertida, es decir, cóncava hacia adelante y constituye un segmento con menor rango de movimiento. Este segmento se une con unas estructuras de hueso que son las costillas y en conjunto conforman un armazón que tiene como finalidad proteger al corazón y los pulmones.
El dolor en la región dorsal es menos frecuente que el localizado en las regiones cervical y lumbar, muchas veces la región dorsal se ve involucrada en la extensión o irradiación de un dolor cervical o lumbar.

El dolor dorsal suele ser producto de problemas locales de la columna dorsal, en personas jóvenes su principal causa es la escoliosis, enfermedad en que la columna vertebral sufre una desviación de grados variables, en edades medias aparecen las enfermedades reumáticas como la espondilitis anquilosante que se acompaña de una reacción inmunológica que va soldando las vertebras entre sí hasta convertir la columna en una estructura rígida, en personas ancianas son el blanco de las fracturas vertebrales por aplastamiento características de la osteoporosis, estas fracturas con las causantes de la joroba en los ancianos osteoporoticos.  En todas las edades las vertebras de la columna dorsal pueden ser el blanco de lesiones malignas como las metástasis de tumores, especialmente el cáncer de mama. 

Existen otras condiciones que afectan a los tejidos blandos locales y que se acompañan por dolor dorsal sin afectación de la columna vertebral, tal es el caso de las contracturas musculares, la fibromialgia y el síndrome miofascial.
El dolor dorsal puede ser manifestación de enfermedades infecciosas, tal es el caso del herpes zoster, comúnmente llamado culebrilla, es una enfermedad infecciosa producida por el virus Varicela Zoster en la cual se produce enrojecimiento de la piel y lesiones vesiculosas muy dolorosas, esta infección puede afectar cualquier región del organismo, sin embrago es más frecuente a nivel dorsal sobre el trayecto de los nervios intercostales de forma unilateral. 
Igualmente es posible que dolores originados dentro del tórax y el abdomen originen algún tipo de irradiación a la región dorsal como ocurre en la inflamación del pericardio llamada pericarditis, aneurismas de la aorta descendente, enfermedades de la vesícula biliar y el páncreas. A nivel dorsal puede también irradiarse el dolor de infecciones de los pulmones que se acompañan por dolor pleural, en este caso el dolor es muy intenso y se relaciona con la inspiración, obligando a quien lo padece a permanecer inmóvil.
La gran variedad de causas de la dorsalgia hacen que sea necesario llevar a cabo un examen físico  detallado para poder identificar el origen del problema, muchas veces es necesario complementar con estudios de imagen.  El tratamiento dependerá de la causa que la produzca, sin embargo, indicaciones como los cambios posturales siempre son beneficiosos para la salud de la espalda.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

A %d blogueros les gusta esto: