Feb 09

La escoliosis puede golpear mucho más allá de la adolescencia / Scoliosis Can Hit Well Past Adolescence

http://well.blogs.nytimes.com/2013/10/21/a-schoolyard-scourge-grows-up/?_php=true&_type=blogs&_r=1

En un viaje familiar al Gran Cañón hace tres veranos , mi hijo Erik , que estaba de excursión detrás de mí, comentó : “Mamá, la cadera derecha es más alta que la izquierda. “

” Lo sé”, le respondí , despidiendo con prontitud a esta observación. Pero volvió a atormentarme muchos meses más tarde, cuando yo tenía dos realizaciones relacionadas : My Left piernas del pantalón estaban ahora demasiado largo, y yo había encogido un centímetro más .

Diagnóstico: – adultos aparición de escoliosis , una curvatura asimétrica de la columna vertebral que , si no se controla , podría finalmente dejarme aún más corto y más torcida, desactivada por un nervio espinal atrapado y dependiente de un andador para mantener el equilibrio.

Decidido a minimizar aún más la contracción y evitar dolor y daño nervioso, consulté a un fisiatra que , después de revisar las radiografías de la columna vertebral deformada , dijeron los músculos de mi lado derecho , donde la protuberancia vertebral es , eran excesivamente desarrollado en relación con la izquierda. Me recetó un ejercicio de yoga – una tabla lateral – para fortalecer los músculos de la izquierda y ejercer suficiente de un tirón en mi columna vertebral para evitar que sobresale más hacia la derecha . Sugirió que el ejercicio podría incluso enderezar la curva un poco.

He estado haciendo este ejercicio, junto con otros dos sugeridos por un fisioterapeuta , todos los días durante los últimos ocho meses. El terapeuta también me dijo que tuviera para levantar los talones o poner algo en mis zapatos izquierdos para ayudar a equilibrar las caderas y los hombros. Aunque es demasiado pronto para decir si se ha producido una reducción significativa de mi curva de la columna vertebral , ha definitivamente no empeorado y , a menos que mis mentiras espejo , miro menos desigual.

Aunque la escoliosis es generalmente considerado como un problema de los adolescentes, que a menudo requieren de refuerzos o cirugía para corregir la curvatura , la condición es mucho más frecuente en los adultos mayores . En un estudio realizado por los ortopedistas del Centro Médico Maimonides en Brooklyn de 75 voluntarios sanos mayores de 60 años de edad , completamente 68 por ciento tenían deformidades de la columna que cumplieron con la definición de la escoliosis : una curvatura desviarse de la vertical en más de 10 grados.

Estudios anteriores habían reportado una prevalencia de la escoliosis en adultos mayores de hasta 32 por ciento. Estas revisiones pueden haber incluido los adultos que eran más jóvenes que los del estudio de Brooklyn, cuyo promedio de edad fue de 70,5 y que no tenían dolor o molestias relacionadas con su patología de la columna .

Cualquiera que sea el tipo de interés real , la prevalencia de la escoliosis en adultos es alta y se espera que aumentará a medida que la población envejece. La causa subyacente más común de deformidades de la columna que surgen en la mediana edad o más tarde es la degeneración de los discos entre las vértebras y a veces de las vértebras a sí mismos .

A diferencia de la escoliosis en la juventud , que afecta a muchas más niñas que niños , la escoliosis del adulto -inicio afecta a hombres y mujeres en proporciones aproximadamente iguales . Algunos tenían escoliosis como hijos , sino que se había estabilizado , sólo para avanzar de nuevo gradualmente a medida que la edad avanzada tuvo su efecto en la columna vertebral. Pero la gran mayoría de los adultos con escoliosis tenía espinas normales en su juventud.

Un cuerpo deforme es la consecuencia menos grave de escoliosis. Puede dar lugar a dolor incapacitante en los glúteos , la espalda o las piernas , y la neuropatía , una alteración de la sensación y la función cuando un nervio espinal está comprimida entre las vértebras . La neuropatía se debe tratar sin demora para evitar la muerte del nervio y una pérdida permanente de la función .

Si bien no hay manera segura de prevenir todos los casos de escoliosis del adulto , ciertas condiciones que son prevenibles aumento las posibilidades de que se desarrollen. Uno es el sobrepeso o son obesos, y otro es el tabaquismo. Una tercera causa es la falta de aptitud física, lo que resulta en músculos débiles de la base del tronco.

Otros factores de riesgo incluyen el desgaste y desgarre de la osteoartritis y la osteoporosis , un adelgazamiento y debilitamiento de los huesos que pueden causar las vértebras para descomponer y comprimir de manera desigual. Las personas que se someten a una cirugía de columna para eliminar el tejido presionando los nervios a veces desarrollan desequilibrio de la columna . Una lesión de la médula que se deforma vértebras también puede conducir a la escoliosis.

Por lo general , los adultos no buscan tratamiento para la escoliosis hasta que se desarrollen los síntomas , los más comunes son el dolor de espalda , rigidez y entumecimiento , calambres o dolor punzante en las piernas. Los afectados suelen inclinarse hacia delante para tratar de aliviar la presión sobre los nervios afectados .

Otros con escoliosis pueden inclinarse hacia adelante , porque pierden la curva natural de la espalda inferior. Esta postura de compensación , a su vez , puede tensar los músculos de la espalda baja y piernas , causando fatiga excesiva y dificultad para realizar tareas rutinarias.

Los ejercicios que fortalecen los músculos del núcleo – los del abdomen, la espalda y la pelvis – ayudan a sostener la columna y puede reducir el riesgo de desarrollar escoliosis , así como prevenir o minimizar sus síntomas. Demostraciones de ejercicios básicos que se pueden hacer en casa, con o sin una pelota de ejercicios , son fáciles de encontrar en línea.

Como muchos de ustedes saben , soy un nadador, y mi fisioterapeuta insistió en que agrego la espalda a mi rutina diaria de ejercicio en el agua , tanto para fortalecer aún más mi interior y desarrollar los músculos superiores de la espalda y los hombros que me va a mantener se doblen hacia adelante a medida que envejezco .

Pronto descubrí que la espalda es más difícil que el estilo libre, y lo hace por medio de mis 40 minutos de natación , he perdido peso, así como vuelto más fuerte .

La mayoría de las personas que desarrollan síntomas de la escoliosis pueden tratarse eficazmente con medicamentos y ejercicios para aumentar la fuerza y ​​la flexibilidad over-the- counter del dolor. No se recomienda Preparándose para la escoliosis del adulto , ya que puede debilitar aún más los músculos centrales .

El tratamiento quirúrgico se reserva para aquellos con síntomas incapacitantes no se alivia con remedios no invasivos. La cirugía a menudo implica la fusión espinal y aliviar la presión sobre los nervios afectados . Es más riesgoso en los adultos que en los adolescentes con escoliosis ; las tasas de complicaciones son mayores y la recuperación es más lenta , de acuerdo con la Sociedad de Investigación de la Escoliosis .

Pero se está avanzando en el desarrollo de medidas menos invasivas, incluyendo el uso de sustancias biológicas que estimulan el crecimiento óseo en las vértebras degenerado.

Scoliosis Can Hit Well Past Adolescence 

By JANE E. BRODY

Ruth Gwily

On a family trip to the Grand Canyon three summers ago, my son Erik, who was hiking behind me, remarked, “Mom, your right hip is higher than your left.
“I know,” I replied, promptly dismissing this observation. But it returned to haunt me many months later, when I had two related realizations: My left pant legs were now all too long, and I had shrunk another inch.
Diagnosis: Adult-onset scoliosis , an asymmetrical curvature of the spine that, if unchecked, could eventually leave me even shorter and more crooked, disabled by an entrapped spinal nerve, and dependent on a walker to maintain my balance.
Determined to minimize further shrinkage and to avoid pain and nerve damage, I consulted a physiatrist who, after reviewing X-rays of my misshapen spine, said the muscles on my right side, where the spinal protrusion is, were overdeveloped relative to the left. He prescribed a yoga exercise — a side plank— to strengthen the muscles on the left and exert enough of a tug on my spine to keep it from protruding farther to the right. He suggested that the exercise might even straighten the curve somewhat.
I’ve been doing this exercise, along with two others suggested by a physical therapist, every day for the last eight months. The therapist also told me to have heel lifts put in or on all my left shoes to help even out my hips and shoulders. While it is too soon to say whether there has been a significant reduction of my spinal curve, it has definitely not worsened and, unless my mirror lies, I look less lopsided.
Although scoliosis is generally thought of as a problem of adolescents, who often require bracing or surgery to correct the curvature, the condition is actually far more prevalent in older adults. In a study by orthopedists at Maimonides Medical Center in Brooklyn of 75 healthy volunteers older than age 60, fully 68 percent had spinal deformities that met the definition of scoliosis: a curvature deviating from the vertical by more than 10 degrees.
Previous studies had reported a prevalence of scoliosis in older adults of up to 32 percent. These reviews may have included adults who were younger than those in the Brooklyn study, whose average age was 70.5 and who had no pain or impairment related to their spinal condition.
Whichever is the real rate, the prevalence of scoliosis in adults is high and expected to increase as the population ages. The most common underlying cause of spinal deformities arising in midlife or later is the degeneration of the discs between vertebrae and sometimes of the vertebrae themselves.
Unlike scoliosis in youth, which afflicts many more girls than boys, adult-onset scoliosis affects men and women in roughly equal proportions. Some had scoliosis as children; it had stabilized, only to progress again gradually as advancing age took its toll on the spine. But the vast majority of adults with scoliosis had normal spines in their youth.
A misshapen body is the least serious consequence of scoliosis. It can result in disabling pain in the buttocks, back or legs, and neuropathy, a disruption of feeling and function when a spinal nerve is compressed between vertebrae.Neuropathy must be treated without delay to prevent nerve death and a permanent loss of function.
While there are no surefire ways to prevent all cases of adult scoliosis, certain conditions that are preventable increase the chances it will develop. One is being overweight or obese, and another is smoking. A third cause is a lack of physical fitness, resulting in weak core muscles of the trunk.
Other risk factors include the wear-and-tear of osteoarthritis and osteoporosis , a thinning and weakening of the bones that can cause the vertebrae to break down and compress unevenly. People who undergo spinal surgery to remove tissue pressing on nerves sometimes develop spinal imbalance. A spinal injurythat deforms vertebrae can also lead to scoliosis.
Typically, adults don’t seek treatment for scoliosis until they develop symptoms, the most common of which are lower back pain , stiffness and numbness, cramping or shooting pain in the legs. Those affected often lean forward to try to relieve the pressure on affected nerves.
Others with scoliosis may lean forward because they lose the natural curve in their lower back. This compensating posture, in turn, can strain the muscles in the lower back and legs, causing undue fatigue and difficulty performing routine tasks.
Exercises that strengthen core muscles — those of the abdomen, back and pelvis — help to support the spine and can reduce the risk of developing scoliosis, as well as prevent or minimize its symptoms. Demonstrations of core exercises that can be done at home , with or without an exercise ball, are easily found online.
As many of you know, I am a swimmer, and my physical therapist insisted that I add the backstroke to my daily workout in the water, both to further strengthen my core and to develop upper back and shoulder muscles that will keep me from becoming bent forward as I age.
I soon discovered that the backstroke is more challenging than freestyle, and in doing it for half of my 40-minute swim, I’ve lost weight as well as gotten stronger.
Most people who develop symptoms of scoliosis can be treated effectively with over-the-counter pain medication and exercises to increase strength and flexibility. Bracing is not recommended for adult scoliosis because it can further weaken core muscles.
Surgical treatment is reserved for those with disabling symptoms not relieved by noninvasive remedies. Surgery often involves spinal fusion to relieve pressure on the affected nerves. It is riskier in adults than in adolescents with scoliosis; complication rates are higher and recovery is slower , according to theScoliosis Research Society .
But progress is being made in developing less invasive measures, including the use of biologic substances that stimulate bone growth in degenerated vertebrae.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

A %d blogueros les gusta esto: